miércoles, 23 de mayo de 2018

LA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL



ORIGEN DE LA ESCUELA PARA LA CLASE OBRERA

La escuela, tal como la conocemos hoy, es una institución relativamente nueva. Aunque existen antecedentes, ésta se origina y consolida en el marco de la modernidad, es decir, comienza a esbozarse a partir de los siglos XVI y XVII para finalmente consolidarse a partir del siglo XIX. Durante la segunda mitad del siglo XVIII uno de los eventos que influyó de manera crucial -junto con otros factores- en la conformación de la escuela moderna fue la Revolución Industrial, la cual dio  paso a la pedagogía moderna y a novedosas formas de organización escolar.


La Revolución Industrial, básicamente, representa un cambio en las relaciones económicas y por ende, en la dinámica social. La tierra deja de ser el centro de la economía para dar paso a las fábricas, las cuales estaban ubicadas en las ciudades. Esto produjo un incremento de lo urbano debido al desplazamiento de gran número de  personas que abandonaban sus rutinas artesanales y campestres para venir a la ciudad en busca de nuevas oportunidades económicas, trayendo como consecuencia un rápido y descontrolado incremento de la población urbana.


En este contexto, surge la educación como una herramienta propicia para el disciplinamiento (orden-control) de la nueva población urbana. Se despertó un mayor interés por la educación elemental  y finalmente se estableció la escuela como un espacio cerrado por el que debían pasar todos los jóvenes para ser educados. El modelo que se seleccionó e implementó, luego de varias consideraciones,  fue el de las escuelas de los hermanos de la Salle.


La pedagogía “lasallana” se basa fundamentalmente en la disciplina del cuerpo infantil, por lo cual se procuraba en esencia controlar a los niños hasta en sus más mínimos movimientos. Para ellos la educación física es inseparable de la intelectual. Por tanto, en estas escuelas había que llevar siempre la cabeza derecha, con el rostro alegre, ojos bajos, frente sin pliegues, brazos cruzados. El silencio era la regla y ni siquiera el sonido de los pies era permitido. Otra de las características de estas escuelas era la aplicación del método de enseñanza simultánea, rasgo fundamental de la pedagogía moderna.
También se comenzó a implementar el método de enseñanza mutua o método lancasteriano, el cual permitía enseñar a gran cantidad de niños (hasta 1000) al mismo tiempo y en el mismo espacio físico. Esta metodología resultaba ser rápida y económica para el logro de la masificación escolar que se propusieron empresarios y altos funcionarios de estado. De esta manera, se lograrían educar al mayor número de niños en el menor tiempo y con los menores recursos posibles.


A la incorporación de la Escuela Fábrica en 1802 se empezó a implementar una pedagogía acorde a los obreros de la Revolución Industrial que actuaba sobre el cuerpo del niño, lo disciplinaba, se intentaba lograr un orden, instalar una postura correcta, el silencio y la sumisión hasta cuando no lo estaban observando. La disciplina tiene un carácter preventivo. Con esta concepción, se cuestiona el método global y surge el método mutuo alfabetizar a muchos niños en poco tiempo con el objetivo de moralizar, domesticar e integrar a los trabajadores del mañana.


Por otra parte, la escuela se establece como obligatoria para los niños que trabajaban en las fábricas, con el fin de asegurar puestos de trabajo para los adultos. Además se buscaba proteger a la infancia con el  fin de:
-          Ganar en disciplina.
-          Mejorar el trabajo productivo
-          Dulcificar las costumbres
-          Apartarlos de las reuniones de la fábricas
-          Evitar que vagabundearan por las calles y
-          Ajustar sus ritmos de vida al cumplimiento de horarios.

En este sentido, se evidencia que la idea era preparar un gran y poderoso ejército de trabajo con la ayuda de la escuela. Concepción que aun subyace en la pedagogía de gran parte de las  instituciones educativas tradicionales.

Esta segmentación, el surgimiento de la legislación reguladora del trabajo infantil en las fábricas, la creación de escuelas de fábricas, la acción educativa de filántropos y congregaciones religiosas, la expansión del sistema masivo de enseñanza mutua y muchas otras cosas ayudaron y contribuyeron a la expansión de la escolarización.



Finalizando el S XIX las organizaciones obreras ya poseen un creciente desarrollo y se perfila una tendencia hacia los sindicatos y las corporaciones de clase. El estado intenta poner en marcha una estrategia de pacificación, propulsando la integración de la clase obrera y poder mantener el orden social

Seguros y contratos de trabajo, limitación de jornadas de trabajos, incremento de salarios, etc. Las instituciones de los hijos de trabajadores aparecen, para el Estado, como uno de los dispositivos más eficaces para moralizar.




martes, 22 de mayo de 2018

LOS ESCRIBAS EN GRECIA Y ROMA




En la Grecia Clásica ser escriba era una profesión que, a diferencia de lo que ocurría en Egipto y en la Mesopotamia, no otorgaba categoría social ni privilegio alguno. Se consideraba como una habilidad más, prestada como un servicio. Pero su trabajo constituía un oficio importante con no escasa educación y eran retribuidos por el número de líneas, probablemente calculadas por término medio, o según la clase de manuscrito. Cuando el escriba terminaba de su trabajo seguía la corrección del texto, bien hecha por él mismo o bien por un corrector, que enmendaba los errores del escriba e incluso escribía al margen observaciones críticas para la interpretación del texto (asteriscos y otros) llamaba la atención acerca de su peculiaridades estilísticas.


También poseían cargos administrativos y económicos, un ejemplo de ello fue su control en la economía en la civilización micénica, donde anotaban las entradas y salidas de productos, repartían los trabajos y se encargaban de la distribución de las raciones. 




Al igual que los egipcios utilizaban el cálamo y tablillas de cera para escribir y que luego transfirieron al papiro.


También utilizaron la ostraca o fragmento de cerámica sobre el que se escribía el nombre del ciudadano condenado al ostracismo (destierro).




En realidad, no sabemos nada ni de la formación ni de la situación social de los escribas, aunque, al parecer, no les correspondió el poder político y religioso ni tuvieron la formación literaria de los escribas de esos otros pueblos. Quizás fueron simples amanuenses (Escribiente, persona que se dedica profesionalmente a escribir a mano, al dictado o copiando), contables de los bienes del palacio o públicos.

Entre los griegos, los escribas también empezaron como copistas (en griego, grammateus) y se convirtieron en comentaristas de la Ley (en griego, nomodidaskalos). Los romanos fueron unos continuistas de los griegos.



Es evidente que también había escribas entre los hebreos que reescribían las Sagradas Escrituras además de las funciones de cálculo y escritos oficiales, tal como hicieron también los romanos.

lunes, 21 de mayo de 2018

LOS ESCRIBAS


¿Y como sabemos lo que decíamos en el artículo anterior? Gracias a los escribas sumerios, únicas personas que sabían escribir, aparte de dioses y reyes, cada uno de los cuales estaba especializado en determinados temas.


Aparte de los sumerios, aparecen después los egipcios con casi el mismo orden y un idioma diferente regido por el dios Ra que en sumerio era el dios Marduk jefe supremo de los Anunnaki conseguido por la fuerza de la guerra. En Egipto los escribas se formaban en los templos y tenían un alto estatus siendo el más elevado el escriba del faraón.

Al igual que en Sumeria, en Egipto, los sacerdotes eran los depositarios del conocimiento y eran los dueños de las escuelas transmitiendo algo de su saber a quienes ellos consideraban oportuno salvo a los reyes y príncipes que lo hacían por obligación.

La enseñanza se recibía en una escuela especializada, el EDUBBA/bït tuppi (m) (“casa de las tablillas”) en la época de Ur III. Estas escuelas dependían, casi siempre, de un palacio o un templo (en este caso la enseñanza corría a cargo de un sacerdote), verdaderos templos de sabiduría, que servían para formar a las futuras plantillas de la administración de un reino. Pero no siempre el organismo de enseñanza dependía del Estado: se formaban escribas, sobre todo, en los templos, y existían también, algunas escuelas privadas abiertas por algún escriba que trabajaba por su cuenta.



Los estudios en estas escuelas eran muy caros, por lo que estudiar en ellas constituía un verdadero privilegio reservado para las clases más ricas, y estaban, asimismo, reservadas sólo para los hombres (muy pocas mujeres llegaron a ser escribas). Las escuelas, en la época de Ur III estaban dirigidas por un UMMIA/ummanu(m) (“especialista” en sumerio), llamado “padre de la escuela” (los alumnos eran los “hijos” de la escuela). Era ayudado por un maestro llamado “gran hermano” encargado de vigilar a los alumnos y de sus estudios. El “gran hermano” podía, al mismo tiempo, especializarse en algún tema preciso. Tenían, también, unos servidores como los “encargados del látigo” que se ocupaban de la disciplina en la escuela. Los castigos corporales eran, efectivamente, normales y aceptados. Algunos textos explican la dura vida que llevaban los estudiantes: trabajo agotador (levantarse a la salida del sol, con una pausa para la comida y un poco de reposo) castigos corporales (con el látigo), la férrea disciplina impuesta.


Durante los primeros años de escolaridad (un poco más de seis años) el alumno tenía que aprender a leer, escribir y contar. Aprendía a manejar el cálamo.(El cálamo (del latín: calamum, griego: kalamos κάλαμος) es una caña hueca, cortada oblicuamente en su extremo, que se utilizaba para escribir en la antigüedad) y las tablas, realizaba trabajos de copia, de signos y, más tarde de textos, para aprender a escribir se iniciaba en el sumerio (el conocimiento de este idioma era necesario, inclusive después de su desaparición), en la ortografía y en las reglas gramaticales, además de aprender también, cálculo.


Una vez adquirida la formación básica (dos años aproximadamente), se pasaba a la enseñanza más práctica. La enseñanza estaba destinada a la formación de escribas, especialmente para las cuestiones administrativas. Su primer objetivo era el de enseñar a los futuros escribas todo lo concerniente a la contabilidad y a las matemáticas en general, la redacción de textos jurídicos y administrativos, religiosos, secretariado, etc. Aprendían así, la práctica de las lenguas extranjeras (gracias a los diccionarios bilingües), en el caso de que el escriba quisiera dedicarse a la traducción. Una vez concluidos los estudios, los escribas podían trabajar en un palacio, un templo, o en casa de algún ricohombre como secretario o contable.

Los escribas del antiguo Egipto eran los encargados de inscribir, clasificar, contabilizar y copiar, utilizando varios tipos de escritura, como la hierática o demótica, que permitía escribir rápidamente, con la ayuda de un cálamo sobre papiros u ostracas (Ostracon u Ostrakon del griego: ὄστρακον óstrakon, cuyo plural es ὄστρακα, óstraka es una concha o fragmento de cerámica sobre el que se escribía el nombre del ciudadano condenado al ostracismo –destierro-)






Su atuendo era simple, una falda hecha de lino o algodón. Los escribas pertenecían a una casta especial. En Egipto, el buen funcionamiento del Estado reposaba, esencialmente, en los escribas. Administradores, contables, literatos o escribanos públicos, estos maestros del cálculo y la escritura eran omnipresentes. Trabajaban en todos los departamentos de la administración, llegando incluso a ser escribas reales, dominando la administración central.





En principio, los escribas eran escogidos entre aquellos privilegiados que habían sido formados en el entorno de la familia real. Al final del Antiguo Imperio, el desarrollo de la administración conllevó la aparición de una casta de escribas. Los cargos se transmitían, generalmente, de padres a hijos. El célebre texto titulado “De la enseñanza de Jety” habla de un oficio noble.
Eran muchos los padres de familia que consideraban que para sus hijos, “no había trabajo más hermoso que el de escriba”. Educados en una casa de vida, que dependía de un templo, los escribas aprendices estudiaban, de los cinco años a los diecisiete años, la escritura jeroglífica e hierática, gramática y textos clásicos, además de aprender Derecho, idiomas, historia, geografía y contabilidad. Eran muy pocas las personas que sabían leer y escribir, apenas el 5% de la población, de ahí la importancia del trabajo de los escribas
Los escribas, antes de comenzar su trabajo, rezaban una plegaria a Dyehuty (Tot), su patrón. Siempre servían al Faraón.



domingo, 20 de mayo de 2018

LA EDUCACIÓN y LAS BELLAS ARTES




Con estos artículos pretendo informar de donde venimos y por donde hemos ido navegando hasta llegar al siglo XXI, en el aspecto educativo, contextualizado en cada época.

LOS ORÍGENES

Sumerios
Comenzaré  por hablar de algo muy desconocido y que a lo largo de los milenios ha estado oculto por aquellos que lo sabían que eran solo unos pocos, las élites del mundo y algunos de los que han escrito la historia. La suerte nuestra ha sido que un hombre que nació en el siglo XX llegó a desentrañar la auténtica historia de la humanidad.




Zecharia Sitchin Bakú, nació en  RSS de Azerbaiyán, 11 de julio de 1920 y murió en Nueva York, Estados Unidos, 9 de octubre de 2010 fue un escritor e investigador, autor de una serie de libros, que promueven la teoría de los antiguos astronautas, el supuesto origen extraterrestre de la humanidad, la cual atribuye la creación de la cultura sumeria a los Anunnaki (o Nefilim) que procederían del planeta llamado Nibiru que supuestamente pertenece al sistema solar pero con una órbita muy alargada de manera que da una vuelta al Sol cada 3600 años terrestres.




Educado en el Mandato Británico de Palestina y licenciado en Historia Económica por la London School of Economics, conocía el hebreo clásico y el moderno y el sumerio; así como otros idiomas antiguos de oriente. Tradujo y reinterpretó antiguas tablillas e inscripciones  de los pueblos donde surgieron las primeras civilizaciones. Durante años fue uno de los principales periodistas y editores de Israel. Vivía en Nueva York, donde participó en programas de televisión y radio. Las obras de Sitchin han sido traducidas a veintiséis lenguas y publicadas en ediciones de bolsillo, incluso en versión Braille para invidentes.





Las teorías de Sitchin se apoyan en interpretaciones personales de fuentes sumerias, babilónicas, y mitologías del Cercano Oriente, de la arqueología y de la Biblia, comparándolo con los libros del Antiguo Testamento, el Libro de los Jubileos y otras fuentes. Por tanto también hay gente en contra de esta historia aunque ninguno de sus detractores muestra su traducción genuina.




En uno de sus libros llamado EL LIBRO PERDIDO DE ENKI que es una traducción de una serie de tablillas de barro de escritura cuneiforme de origen sumerio, se describe como llegaron hasta nuestro planeta los Anunnaki en busca de oro que necesitaban para recuperar la atmósfera dañada de su planeta Nibiru.




Para sacar el oro de las minas, crearon mediante ingeniería genética al humano, mitad primate mitad Anunnaki de manera que el humano era un esclavo absoluto de estos dioses al que se trataba como a un animal. Aunque en principio se les utilizaba como mineros, luego fueron los que cultivaban la tierra y cuidaban los ganados para que los dioses comieran y también fueron los criados para todo tipo de quehaceres. Por tanto a estos no se les formó más que en los temas que iban a trabajar.



Con el paso de los milenios y debido a que la mayoría de los Anunnakis que viajaron hasta aquí eran hombres, comenzaron a unirse con las mujeres terrícolas y los hijos descendientes de estas  parejas fueron educados como semidioses y fueron quienes en definitiva dirigieron de manera directa a la humanidad, recibiendo una formación superior en diversas materias. Los de más alto rango fueron los sacerdotes, auténticos intermediarios entre los dioses y la humanidad.



Los terrícolas se fueron multiplicando y también los descendientes híbridos y al ser estos últimos muy inteligentes fueron conscientes de la situación de que eran los esclavos de los dioses a lo cual se oponían pues ellos consideraban que eran descendientes directos de los dioses y querían tener el mismo estatus.





Los Anunnakis decidieron repartirse el control del planeta y de las gentes, creando naciones al frente de cada una de ellas había un dios. Y para evitar que las gentes se pusieran de acuerdo y se subvirtiera el orden establecido por ellos, crearon una lengua diferente para cada nación y que así no pudieran entenderse para ponerse de acuerdo. Ahí comienza el orden de dios, sacerdote, rey y ejército para gobernar una nación, orden que aún persiste.


domingo, 11 de febrero de 2018

EL AGUA Y SU REPRESENTACIÓN PICTÓRICA


El agua en la naturaleza y su aspecto

-El agua es un líquido incoloro, inodoro e insípido, decíamos en el colegio. Esto no es del todo cierto ya que puede tener el estado sólido y el gaseoso también, también puede oler horriblemente y su sabor dependerá de los aditivos que se le echen y no siempre son saludables.





-El agua se adapta al recipiente y toma su forma quedando la capa superior en horizontal sirviendo de nivel  plano si el agua está quieta.





El aspecto del agua depende de

-El recipiente que la contiene con sus colores, formas, luces, especialmente el fondo cambia su aspecto y por tanto su representación.
-La dirección de la luz solar respecto al agua y respecto a la posición del observador
-La hora del día, colores del cielo  y su aspecto que dependerá de si el cielo está limpio de nubes o por el contrario está lleno de ellas y sus formas, así como el ángulo de incidencia de la luz sobre su superficie






-La posición del observador respecto a la superficie del agua, la dirección del viento y de la luz
-La dirección y fuerza del viento que determina la forma y altura de las olas.
-Si el agua está estancada como un estanque  o en movimiento como en una cascada o río
-Si está en movimiento, la  velocidad de desplazamiento del agua depende de la inclinación de la caída o vertiente.
-La superficie del fondo y profundidad respecto a la superficie del agua
-Los elementos alrededor de la superficie acuosa






-Si las aguas están limpias o sucias y que las ensucia.

¿Por qué el agua del mar cambia de color?

El color del mar depende del color del cielo, el color del fondo, la profundidad y de los granos de arena que se encuentran en ella. El mar es más azul cuando el cielo también lo es, y es más gris cuando está nublado, el mar refleja el cielo. Durante el día, el mar es más azul dado que absorbe primero las radiaciones rojas, amarillas y verdes, las radiaciones son más extendidas. El mar también cambia su color o tonalidad según la temporada del año, ya que las radiaciones se absorben de diferente manera en relación al ángulo con el que alcanzan la superficie del mar.





Características del aspecto del agua y sus causas

La superficie del agua será un espejo absoluto en aguas sin movimiento dependiendo de la dirección de la luz respecto al observador. Si no refleja la luz ni lo que le rodea será transparente y veremos el fondo. Si se proyecta sombra sobre ella será más fácil ver el fondo que en las zonas donde se refleja el cielo que incluso puede no verse nada del fondo, tal como sucede en el cristal de un escaparate.



El movimiento y su influencia en el aspecto del agua

En las cascadas, dependiendo de la estructura del suelo por el que discurre antes de caer en picado y de la altura del desnivel, amén del caudal acumulado el aspecto será también muy variado.










En cuanto al mar, las formas de las olas y su altura dependerán de la dirección y velocidad del viento. Al romper sobre rocas, superficiales, arrecifes y acantilados dependiendo de sus formas y dimensiones crearán formas diversas y grandiosas, dignas de pintarse, y alcanzan un aspecto difícil de ver en directo y es que al romper el agua en el choque se transforma en gotas aunque nos parezca que se trata de una gran masa de agua cohesionada y el agua, al estrellarse, se expande a gran velocidad, permanece en suspensión unos milisegundos y cae rápidamente. La forma más clara y sencilla de verlo es realizando fotos a gran velocidad de obturación y percibiremos las gotas flotando. Esto es lo que yo pinto últimamente.




Consideraciones para representar el mar

Los aspectos a tener en cuenta: formas, volúmenes, colores, texturas, luz, reflejos y atmósfera.

Estos aspectos son válidos para la representación de cualquier elemento pero en las marinas toman una especial importancia. Los estudiaremos en detalle en nuestro taller de PINTURA DE MARINAS